Recuperación térmica

El suelo contaminado se recupera en la planta de recuperación térmica (TRP) de ATM. La parte esencial de la planta consta de un horno rotatorio de más de 50 metros de longitud y 5 metros de diámetro. Tiene instalado un quemador de combustible líquido a cada lado que produce una alta temperatura dentro del tambor. Los aceites recuperados por la planta de tratamiento de fangos y el gas combustible extraído de la planta de pirólisis se utilizan como combustibles para el horno de tambor rotatorio. Debido a la sinergia entre estas plantas, no se requiere nuevo combustible para calentar la TRP.

¿Busca una solución para sus residuos?

Los suelos contaminados se transportan hasta el horno a través de cintas transportadoras, y haciendo girar el tambor en ángulo, los suelos se transportan lentamente hasta el final del mismo. El suelo se calienta a una alta temperatura que hace que los contaminantes (orgánicos), tales como el alquitrán, el petróleo, la grasa y la gasolina, entren en combustión y se genere gas. El gas se envía a continuación a nuestro lavador de gases de combustión para el tratamiento adicional.

Materiales residuales

Los suelos recuperados se transportan a través de una cinta transportadora, acompañados de un certificado de producto, a la empresa adyacente Martens en Van Oord, que posteriormente utiliza los suelos en varios proyectos, como la construcción de carreteras. Nuestros procesos integrados conforman de esta manera el concepto de Aplicación Sostenible de principio a fin. Además, la cinta transportadora minimiza el número de movimientos de transporte entre ambas empresas.